Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Sumérgeme en tu mar de viejos,

de actividad tácita y sublime,

lléname de lo que has visto y tocado,

pues eres quien presencia y calla.

Read Full Post »

null
Hoy vi la más bella plaza, pero estaba enrejada, y no admitía visita. La sola idea de una plaza que se permite únicamente a ella misma, me parece tan contradictoria como alucinante. Quizá refleja fielmente el recurrente sentimiento de apreciar las cosas que no hemos invadido o apropiado (que es lo mismo). O quizá es un retrato de nuestra metáfora del paraíso, y en realidad disfrutamos de la plaza sólo cuando estamos fuera de ella.

Read Full Post »

The Kid. Los dos niños más tiernos en la historia.The Kid. Los dos niños más tiernos en la historia.

Entre tanto problemas sin fondo y lloriqueos varios, surge una niña y me dice Somos tan felices sin mi papá ahora! Por qué no lo entiende, se va y no vuelve. Nadie puede imaginarse el dolor que debe estar sintiendo al decir eso, menos nosotros los “adultos”, y la fuerza que hay que tener para decirlo. El sacrificio. A veces creo que vamos en constante regresión, que sólo crecemos y “maduramos” para volver a entender la simpleza y belleza del mundo.

Creo que tenemos mucho que aprender de los niños, y además creo que mi hermanita se ha convertido en mi hermana mayor.

Se despide Ariel “adulto” Jara.

PD: Ejemplo encubierto de la ternura de mi hermana.

Read Full Post »

No crece en los árboles....

No crece en los árboles....

Vendo, vendo:

– Zapatillas con USB.

– Píldoras para afearse.

– Ganas de vivir.

– Sopa de envoltorio de sopa.

– Calzoncillos Anti-balas.

– Lentes para tercer ojo.

– Libros (qué ridículo).

– Cubre-techos.

– Protector de cubre-techos.

– Poleras Circa, Vans, DC y Lacoste, para perros.

– Sopapos para bulímicos.

– Protector con bioprotector, anti polvo y omega 3, para iPhone.

– Un calcetín Huacho.

Necesito dinero! Al diablo mis 69 hijos no reconocidos, quiero un p*to Piano. ¿Es mucho pedir?

Se despide Ariel “Wal-Mart” Jara.

Read Full Post »


No sé ni como empezar, ni terminar este post.  Sólo sé que son las 3:52 AM, que tengo una entrevista a las 9:00 AM (por 4a vez en 3 semanas) y no sé si quiero ir. Probablemente no quede ni bonito, ni interesante. Sólo espero que alguien que esté en mi situación se sienta identificado, y que tal vez encuentre un apoyo o solución en lo que aquí lea.

Siento distinto, pienso distinto y actúo distinto. Siempre me han costado los cambios, pero este es simplemente tan intrínseco y gradual que es imposible de notar, y menos controlar. Creo, sin duda, que me estoy haciendo un tipo más íntegro y “eficiente”, y por supuesto eso me hace un engranaje ideal.

Me alejo cada vez más del niño que hasta a los palitos les encontraba gracia, y sin embargo le añoro más que nunca. La nostalgia no me quiere soltar, aunque han habido personas (a quienes, sin exagerar, les debo la vida) que me han ayudado a entender eso que me han criticado toda mi vida: No puedo separarme de las personas, ni de las cosas, porque tengo la “certeza” de que teniéndolas podré revivir exactamente algunos momentos e instantes vividos que me han marcado. Rodolfo Méndez, un amigo, me enseñó que lo lindo de esos momentos es que no pueden ser revividos, y que probablemente en tu memoria se guarden difusos y mentirosos, pero tuyos; y que las personas (y objetos) pasan y te adornan la vida (Autoría: Darío Aguirre), pero no son éstas a quienes amas o quieres, sino lo que con ellas pasaste. Por tanto, es posible que te encuentres con tu mejor amigo(a)/ex 5 o 10 años más tarde, y aunque lo pretendas, no sientas lo mismo de antes…y está bien! Ahí está el secreto!

Cito a Nietzche (Amistad de Estrellas):

Éramos amigos y nos hemos vuelto extraños. Pero está bien que sea así, y no queremos ocultarnos ni ofuscarnos como si tuviésemos que avergonzarnos de ello. Somos dos barcos y cada uno tiene su meta y su rumbo; bien podemos cruzarnos y celebrar juntos una fiesta, como lo hemos hecho – y los valerosos barcos estaban fondeados luego tan tranquilos en un puerto y bajo un sol que parecía como si hubiesen arribado ya a la meta y hubiesen tenido una meta. Pero la fuerza todopoderosa de nuestras tareas nos separó e impulsó luego hacia diferentes mares y regiones del sol, y tal vez nunca más nos veremos – tal vez nos volveremos a ver, pero no nos reconoceremos de nuevo: ¡los diferentes mares y soles nos habrán trasformado! Que tengamos que ser extraños uno para el otro, es la ley que está sobre nosotros: ¡por eso mismo hemos de volvernos más dignos de estimación uno al otro! ¡Por eso mismo ha de volverse más sagrado el recuerdo de nuestra anterior amistad! Probablemente existe una enorme e invisible curva y órbita de estrellas, en la que puedan estar contenidos como pequeños tramos nuestros caminos y metas tan diferentes -¡elevémonos hacia ese pensamiento! Pero nuestra vida es demasiado corta y demasiado escaso el poder de nuestra visón, como para que pudiéramos ser algo más que amigos, en el sentido de aquella sublime posibilidad. Y es así como queremos creer en nuestra amistad de estrellas, aun cuando tuviéramos que ser enemigos en la tierra.

Por esto es que mi concepto de madurez (cuya definición traté de encontrar desde séptimo básico) es el de llegar a un mundo tan mierda y competitivo, pero con la ayuda y el apoyo de toda esa gente que conociste en tu vida previa, de tal manera que contra cualquier obstáculo y prueba que la vida te depare, te respaldes en que no eres un webón cualquiera, sino alguien que ha llorado, reido, compartido, sufrido, vivido, y por tanto: aprendido, y eso es lo único que queda y nadie te lo quita (exceptuando a una amnesia, para mí la peor enfermedad existente).

Sé que amo a la música más que nada en el mundo, que tuve una infancia de las que no se puede tener hoy, que tengo amigos de oro, y una familia pobre, humilde y aperrá. Nada me la puede ganar.

No sabía ni como empezar, ni terminar este post.  Ahora sólo sé que son las 4:20 AM, que tengo una entrevista a las 9:00 AM (por 4a vez en 3 semanas), y que sí quiero ir.

Se despide Ariel ‘Libro de Autoayuda’ Jara.

PD: Gracias Diego por el logo de mi blog en tu blog. Se valora!

Read Full Post »

Categórico

‘Nah, no se preocupe! Si me bajo luego..‘ Escuchar esa frase actualmente me está provocando suspicacia. ¿Por qué una mujer centenaria, repleta de bolsas y cara de Lunes habría de rechazar mi oferta? Obvio: Se va a bajar. Ya ok, pero ¿Si pasa muy seguido? ¿Coincidencia?

A Chile le duele el culo. Y no por los constantes porrazos de la concerta, ni la desgracia de Mr. Hands, sino por lo que supuestamente debiera ser el ente reparador, después de un árduo día y una espera interminable en un paradero: El asiento del microbus.

Llámenlo ‘desconformismo extremo’, pero no encuentro ninguna excusa válida para cambiar el formato de los asientos de uno casi-cómodo a uno torturador como es el actual. La gente cree que ‘Cuida el Ano’, frase ya clásica para quien frecuenta cualquier micro de santiago, es una jugarreta chistosa de algún flaite creativo y ocioso. No. ¡Escucha Chile! ¡No! En serio, ese flaite crativo y ocioso no es más que un visionario que notó que el transantiago no sólo está sacando ronchas en el chileno medio, sino alguna que otra hemorroide en un algo tan alabado, querido y común en los medios, pero tan propio, como es nuestro trasero.

Ahora, lo chistoso (porque algo bueno tiene que tener) es que ahora vemos un nuevo gesto propio del santiaguino. Se une a los ya clásicos ‘Lectura de cada cartel’, ‘Fingir que lo que está afuera es más interesante que lo que pasa adentro’ (Falso, no hay nada más interesante que observar a tu prójimo en una instancia social de tal nivel), ‘Patear el piso apurando al chofer’, ‘Frotar escroto en hombros ajenos’, ‘Esperar ansiosamente alguna desgracia ajena para apuntar y/o reirse del desgraciado’, y tantos otros; el ‘mover el bote’ y buscar de forma desesperanzadora una posición que satisfaga un viaje de 2 horas promedio. Y lo hacen de formas tan variadas y silenciosas, que sólo causan el efecto contrario: llamar la atención, por lo menos de alguien que cree que la micro es un lugar lleno de sorpresas.

Básicamente exijo lo que todo trasero joven y todavía sin achurrascar (no por mucho tiempo) debe exigir, un lugar que lo entienda, soporte, consuele y compadezca del hecho de llevar el peso de alguien que no se preocupa por él, le tiene asco y le relega los peores trabajos en el cuerpo humano.

Como todo chileno, excepto uno o dos cada 69, no haré nada por esto, pero me encargaré de difundirlo para que alguien lo haga por mí.

Se despide Ariel ‘Transantiago, súbete!’ Jara.

Read Full Post »